Blogia
Mischkyn

PALABRAS PARA LAURA

PALABRAS PARA LAURA

Cuentan que el nombre de Laura nace de laurea y de laurel, y tiene que ver con el premio y la gloria. Comparto esta idea de Laura como premio.

Además de con caras y personas próximas, el nombre de Laura me lleva siempre a pensar en Petrarca, el padre de la lírica moderna. Parece ser que la conoció un Viernes Santo abrileño de 1327, y aquello cambiaría su vida. Contaba el poeta 23 años y dice la leyenda que el propio marido de Laura de Noves, un viejo antepasado del marqués de Sade, encargó a Petrarca la elaboración de un poemario para su amada. Tras verla, quedó preso en ella, que, como nos recordaban Cernuda y María Zambrano, es la más bella forma de la libertad. A partir de ahí, el verso correría fluido dando origen a la poesía moderna, más allá de la bella Beatriz de Dante.

Como a Petrarca, también me acompaña Laura. Y, como él, también me gustaría escribir sobre su pelo dorado y sus ojos flechadores. Soy, sin embargo, demasiado tosco y poco dado a expresar los sentimientos. Cuando pienso en ella, no obstante, recuerdo las palabras que el fantasma de la ópera dedicaba a su amada: ‘los dioses sonrieron cuando te imaginaron’.

Nos presentó un sol infernal en las delicadas callejuelas de la judería cordobesa. Después nos besó la nieve lenta en la Alhambra y a la salida del Sagrado Corazón parisino, donde nos miraban con envidia los pintores del hambre y del frío. Paseamos sonrisas de la mano en el barrio de Santa Cruz, en el amable Retiro madrileño y siempre en el mundo de los sueños. Son las piedras que componen la catedral de mi corazón.

Mil palabras, mil miradas, mil sonrisas contra la distancia. No tengo ninguna duda de que, como dice su nombre, es laurel para mí, inmerecido premio, excesiva donación de los dioses. Por eso son suyos todos mis besos. Por eso, gracias.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Laura -

Soy afortunada porque, sin buscarlo, encontré un tesoro. Un tesoro que me hace feliz de ser mujer y me hace crecer, sin dejar de ser tal y como soy. Tq.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres