Blogia
Mischkyn

BABEL: LENGUAS Y EDUCACIÓN.

BABEL: LENGUAS Y EDUCACIÓN.

Es de sobra conocida la narración bíblica del Génesis sobre la construcción de la Torre de Babel y el perjuicio que ello trajo a sus promotores. Hay dos interpretaciones clásicas sobre el tema: la primera nos habla de que Dios pretendió castigar la osadía, el orgullo (la ’hybris’ de que hablaban los griegos) de los seres humanos que intentaban alcanzar el cielo; la segunda, quizá menos conocida, interpreta el hecho como una triquiñuela de Yahvé para que los humanos cumplieran su orden de expandirse por el mundo. Para ello era necesario introducir un principio de diferencia, de escisión, y nada mejor, al parecer, que la multiplicación de las lenguas para que las gentes no se comprendieran, carecieran de sentimiento común, de ’com-pasión’.

El éxito del castigo queda a la vista. Y también su permanencia en el debate político y cultural español. Este verano, quizá porque el calor ofusca nuestras mentes, ha vuelto a la actualidad el debate lingüístico, movido por propuestas, réplicas y contrarréplicas en torno al manifiesto en defensa de la lengua castellana. En el País Vasco ha tenido lugar también otra polémica, a caballo entre la lengua y la enseñanza, a raíz de las filtraciones sobre el nuevo modelo educativo que elabora la Consejería de Educación. Quisiera referirme en este escrito a esta última.

Como en todo proceso legislativo, el Consejero de Educación, Sr. Campos, miembro de EA, ha sugerido un diagnóstico y una serie de propuestas para corregir los defectos encontrados en ese diagnóstico. Hay paradojas en ambos. Según él, la mayoría de los adolescentes vascos no consiguen dominar el euskara, incumpliendo así el objetivo de crear una sociedad bilingüe. Sorprende este diagnóstico, porque, al parecer, la mayoría de esos jóvenes, pese a estudiar en modelo B (todo en euskara, salvo lengua castellana y matemáticas) e incluso en modelo D (íntegramente en euskara), no tienen competencia suficiente en el idioma. Es, sin duda, preocupante, que alguien que lleva quince años estudiando en una lengua la desconozca. No quiero siquiera referirme, claro está, a los estudiantes de modelo A (íntegramente en castellano con el euskara como asignatura), escasos y sin oferta pública.

Ese es el diagnóstico. Como acostumbra a ocurrir en las interpretaciones nacionalistas, no se valora positivamente el que miles de ciudadanos hayan aprendido euskara en los últimos años, que haya una mayoría de padres y alumnos que escogen modelos mixtos o sólo en euskara, que se haya extendido el uso de la lengua, etc. Este proceso, de una enorme magnitud, ha conllevado tiempo, recursos, frustraciones, éxitos... Muchos buenos profesores escogieron cambiar de Comunidad con la consiguiente descapitalización de experiencia y saber. Un proceso complejo con luces y sombras, pues.

El nuevo modelo educativo goza, según opinión del Consejero, de la aprobación de la comunidad escolar y de la sociedad civil en general. Curioso acto de fe, dado que el texto aún se desconoce. Frente a esta opinión, el PP, el PSOE y hasta el PNV han manifestado su rechazo o, cuando menos, notables diferencias. En este nuevo modelo, el euskara se convierte en lengua vehicular, los centros deberán impartir al menos un 60% de sus materias en euskara y, con ello, desaparecerán los modelos educativos vigentes (A, B y D) que, con errores y problemas, han posibilitado un salto histórico en materia educativa en Euskadi. La educación, pues, vuelve a las trincheras, al enfrentamiento, lo mismo que las lenguas, volviendo a la maldición bíblica. Continuaremos con el tema.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

Naturactiva -

Ya era hora mischkyn, te hechabamos de menos.
Bienvenido
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mischkyn -

Querida Laura: gracias por tu visita, por tu mensaje y por tus ánimos. Espero responder a todo ello. Un beso. Mischkyn

Laura -

Me alegra mucho tu vuelta.
Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres